Férula o Placa de Descarga

Tratamiento del bruxismo y del dolor de mandíbula

Una férula de descarga es un dispositivo de tratamiento, confeccionado a medida, que se coloca sobre los dientes superiores o inferiores, para evitar que entren en contacto unos con otros. Es un dispositivo de «quitar y poner». También se llama placa de descarga, férula oclusal o férula de desprogramación. Es un tratamiento conservador, indoloro y económico.

¿Para qué se utilizan?

Las férulas se utilizan para combatir los problemas generados por el bruxismo: el desgaste dental, la sobrecarga, y el dolor muscular y articular en la mandíbula. También otros dolores asociados, como el dolor de cabeza y el de cuello.

Ferúla de descarga dental | ODOS Dental
¿Cómo se confeccionan?

Las férulas se fabrican individualmente, a medida de los dientes de cada paciente. Y se ajustan en una posición de mordida terapéutica que debe elegir el odontólogo especialista.

En primer lugar, se realiza es escaneo intraoral para adquirir un modelo digital de la boca, sobre el que se realizará el diseño de la férula.

Actualmente, las férulas se hacen por fresado de resinas acrílicas o de nylon biocompatibles, hipoalergénicas y de uso especifico oral.

¿Cómo funcionan las férulas de descarga?

El objetivo de la férula de descarga es conseguir un cambio en la posición de la mandíbula, tanto durante el apretamiento como durante el rechinamiento.

Al interponer la férula entre los dientes, conseguimos un aumento de la distancia entre ellos, alargando las fibras musculares y modificando la posición de la ATM (articulación temporomandibular). Además, se evita el desgaste de los dientes.

Instrucciones de uso y mantenimiento de la férula de descarga

Al ser un tratamiento a medida, es muy importante la colaboración por parte del paciente hasta su completa adaptación, que puede  requerir un cierto tiempo.

Para conseguir un buen funcionamiento, hay que seguir las instrucciones de manejo, cuidado y mantenimiento, que facilitarán su utilización.

Adaptación

Al principio:

  • Se puede notar una sensación de ocupación o cuerpo extraño, que normalmente desaparece en unos días
  • Suele aumentar la producción de saliva, aunque va normalizando poco a poco.
  • Se pueden tener dificultades para hablar, debido a la ocupación de espacio en su boca. Si se tiene que utilizar la férula durante el día, las inferiores son más cómodas
  • Se puede notar presión en alguna pieza dental. Si es excesiva o genera algún dolor, hay que pedir cita en la clínica

Recomendaciones de higiene

La férula debe ser conservada limpia, al igual que los dientes. Hay que cepillarla después de su uso con cepillo y jabón. No hacerlo puede provocar que adquiera mal olor y mal sabor. Al menos cada semana, se debe sumergir en agua a la que se haya añadido una pastilla efervescente limpiadora de prótesis dentales, durante 1 o 2 horas. Antes de ponérsela otra vez, hay que limpiarla con cepillo y agua.

Colocación y desinserción

La placa de descarga se debe colocar en su sitio con los dedos y siempre mojada. Nunca se debe morder sobre ella sin estar debidamente colocada en su sitio, porque se puede fracturar o provocar heridas en las encías.

Revisiones e incidencias

La férula necesitará periódicamente ajustes y reparaciones. Por ello, hay que acudir a revisión con la periodicidad que se recomienda y en ningún caso se deben dejar pasar más de 6 meses sin ser revisada.

.

¿Necesitas una férula de descarga?