Sangrado de encías: causas, consecuencias y cómo evitarlo

Si observas que hay sangre en el cepillo de dientes o entre la espuma de la pasta dental, posiblemente padezcas sangrado de encías. Se trata de una patología que no reviste gravedad, pero que, si no se trata a tiempo, puede ocasionar gingivitis, periodontitis u otra clase de infecciones bucales, hasta llegar incluso a la pérdida de piezas dentales.

En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre el sangrado de encías, sus causas, sus consecuencias y los tratamientos para solucionar esta afección.

Causas del sangrado de encías

Unas encías sanas no sangran, ni duelen ni ocasionan molestias. Por ello, si sangran, significa que hay un problema latente que debe ser tratado.

Además del sangrado, es importante observar las encías en sí, por si hubiera alguna inflamación o cambio de color, ya que podrían ser signos de que hubiera una infección dental. Unas encías sanas presentarán un color rosa pálido, de tono claro y aspecto rugoso.

Normalmente, la causa más común de sangrado de encías tiene que ver con los hábitos de higiene, por la acumulación de placa bacteriana en las encías, que puede llegar a provocar Gingivitis y Periodontitis.

Sangrado de encías: cómo evitarlo | ODOS Dental

Consecuencias del sangrado de encías

La gingivitis

La placa bacteriana que no se elimina durante el proceso de cepillado se endurece, convirtiéndose en sarro, que es más difícil de quitar de manera manual. Este sarro continúa solidificándose poco a poco, a la vez que va penetrando bajo la línea de la encía hasta provocar una infección local o gingivitis, que es la que finalmente puede causar el sangrado.

La gingivitis es un trastorno leve que tiene un tratamiento sencillo. Pero, si no se trata a tiempo, puede dar lugar a periodontitis, que es una patología gingival de mayor gravedad.

Placa bacteriana y gingivitis | ODOS Dental
La periodontitis

La periodontitis se produce por una evolución negativa de la enfermedad gingival. En ocasiones, da como resultado la pérdida de masa ósea en el maxilar donde se apoya el diente.

Entre los síntomas de la periodontitis están:

    • Encías de color rojo
    • Sensibilidad gingival al tacto y con la ingestión de comidas y bebidas
    • Sangrado de las encías
    • Recesión gingival
    • Piezas dentales que se mueven
Periodontitis: qué es | ODOS Dental

En general, la placa bacteriana y la enfermedad periodontal son las dos principales causas de que sangren las encías. Sin embargo, existen otras circunstancias que pueden dar lugar al sangrado gingival, como: trastornos hemorrágicos de cualquier clase, el uso de prótesis dentales, la ortodoncia, un uso demasiado vigoroso del hilo dental, falta de vitamina C o vitamina K, embarazo, leucemia…

Tratamiento para el sangrado de encías

Para evitar el sangrado de encías hay que cuidar mucho la higiene bucodental diaria.

En los casos con una sintomatología leve, donde el sangrado se produce de forma ocasional, será suficiente con cepillarse bien los dientes a diario y añadir un enjuague bucal especial a la rutina de higiene.

En los casos de mayor gravedad, en el que hay sangrado abundante, deberá ser un odontólogo el que examine las encías para determinar el mejor tratamiento.

Si el dentista no detecta ninguna otra complicación, el exceso de placa bacteriana origen del sangrado normalmente puede ser eliminada mediante una limpieza con ultrasonido. Si el diagnóstico revelara un caso de periodontitis, será preciso comenzar un tratamiento para atajar la enfermedad, controlarla y detener el desgaste del hueso que ocasiona la pérdida dental.

Consejos para evitar el sangrado de encías

Para mantener los dientes sanos y evitar el sangrado de encías, es importante seguir estas recomendaciones:

    • Cepilla tus dientes tres veces al día. No utilices cepillos duros y ten cuidado de no ejercer demasiada presión sobre las encías
    • Lleva a cabo una higiene bucal completa, sobre dientes, encías, lengua y cara interna de las mejillas
    • Usa herramientas complementarias de limpieza, como cepillos interdentales, limpiador lingual, seda dental o un irrigador bucal
    • Sigue una dieta saludable, rica en verduras y frutas. No abuses de los alimentos con azúcares añadidos o muy ácidos
    • No fumes, puesto que el tabaco enmascara los síntomas de las enfermedades de la boca
    • Acude al dentista una vez al año, aproximadamente, para realizar una limpieza dental con ultrasonido

Siguiendo estos consejos, evitarás el sangrado de encías y disfrutarás de una buena salud bucodental.

Sangrado de encías: cómo evitarlo | ODOS Dental
Si te ha gustado, compártelo: