Cómo dejar de roncar: soluciones que funcionan

Roncar puede ser muy molesto, tanto para la persona que ronca como para quien duerme a su lado. Y, además, puede ser el síntoma de un problema más grave, como la Apnea Obstructiva del Sueño. En este artículo explicamos cómo se producen los ronquidos, ofrecemos unos consejos sencillos para saber cómo dejar de roncar y describimos los tratamientos médicos que existen hoy en día para evitar los ronquidos.

Los ronquidos y la salud

Los ronquidos son pequeñas paradas respiratorias que empeoran drásticamente la calidad del sueño, pues producen despertares en la fase más profunda del sueño, que es la más reparadora. Y, como consecuencia, también empeoran la calidad de vida, ya que durante el día producen fatiga, sueño, somnolencia en situaciones inapropiadas (como conduciendo), irritabilidad, falta de concentración… como si se padeciera insomnio.

Además, a largo plazo, los ronquidos pueden tener consecuencias en la salud general, como hipertensión, problemas cardíacos… e incluso se relacionan con el Alzheimer, la degeneración cognitiva precoz o algunos tipos de cánceres.

Por ello, si roncas o sufres microdespertares por la noche y quieres saber cómo dejar de roncar, te mostramos algunas de las soluciones que existen.

Cómo dejar de roncar | ODOS Dental

Cómo se producen los ronquidos

Primero, es necesario conocer la anatomía de los ronquidos. Éstos se producen por la vibración del tejido blando de la cavidad nasofaríngea.

Cuando estamos despiertos, nuestra mandíbula mantiene esos tejidos tensos y por eso no vibran. Pero al dormir, especialmente en la fase profunda del sueño, los tejidos pueden relajarse en exceso, generando la obstrucción de la vía aérea. Es entonces cuando la vibración produce el sonido del ronquido.

A veces, estos músculos pierden tanta tonicidad que llegan a obstruir la vía aérea respiratoria y se produce la parada respiratoria, que puede llegar a despertar a la persona (microdespertar).

No todos tenemos la misma anatomía en la garganta, por eso algunas personas tienden a roncar y otras no. Además, la relajación de esos músculos juega un papel fundamental. Por eso, si se toma alcohol o tranquilizantes para dormir, puede que se relajen de forma anormal.

Localización de la nasofaringe, detrás de las fosas nasales, comunicando con la boca.

Consejos para dejar de roncar

Comencemos por algunos trucos fáciles:

  • Duerme de lado y no boca arriba: la mayoría de las veces se ronca cuando se duerme boca arriba, ya que la gravedad hace que la mandíbula se vaya hacia atrás y cierre la vía aérea. Si te cuesta dormir de lado, puedes usar una «camiseta antirronquidos», que puedes hacer fácilmente en casa. Solo hay que coser un pequeño bolsillo en la parte trasera de una camiseta y colocar dentro una pelota pequeña, que hará que no te tumbes boca arriba por la incomodidad que produce la pelota
  • Pierde peso: incluso un sobrepeso ligero puede provocar los ronquidos. Puedes comprobar aquí tu índice de masa corporal 
  • Evita el alcohol y el tabaco: frecuentemente son la causa de los ronquidos. El alcohol relaja la musculatura y, junto con el tabaco, son importantes irritantes de la mucosa de la vía aérea y de los pulmones 
  • Prueba las tiras nasales: las tiras nasales se venden en las farmacias y son unas tiras que se pegan en la parte externa de la nariz y la mantienen abierta mientras duermes 
  • Bebe suficiente agua: tener los conductos respiratorios secos también causa ronquidos. Por ello, beber suficiente agua puede ayudar a evitarlos. Es importante beber suficiente agua durante el día y también tener agua a mano junto a la cama, para beber si te despiertas de noche 
  • Averigua si tienes pólipos nasales: tu médico puede averiguar si tienes pólipos nasales.

Estudio del Sueño

Si todos estos consejos no funcionan, se debe consultar con el médico de atención primaria, quien puede prescribir la realización de un Estudio del Sueño

El Estudio del Sueño se puede realizar mediante una Polisomnografía o una Poligrafía. La Polisomnografía se lleva a cabo de forma vigilada, en un centro hospitalario o en un centro del sueño. Es la técnica diagnóstica que ofrece mayor información, pero su alto coste y su complejidad dificulta su uso como herramienta habitual para diagnosticar los trastornos respiratorios durante el sueño. Por ello, se han desarrollado sistemas más sencillos, como la Poligrafía Respiratoria, que ofrece una eficacia diagnóstica similar y la ventaja de poder realizarse en el domicilio del paciente.  

Como dejar de roncar | ODOS Dental

Tanto en la Polisomnografía como en la Poligrafía, se colocan al paciente unos sensores que registran diferentes constantes durante el sueño y también registran la calidad del sueño, para poder saber lo que ocurre en el cuerpo del paciente mientras ronca: si se detiene su respiración, si esto afecta a los niveles de oxígeno en sangre, su presión arterial, las veces que ronca, cómo funcionan los músculos de su cavidad nasofaríngea… Por ello, el Estudio del Sueño es la mejor manera de determinar las causas de los ronquidos para así poder encontrar la solución adecuada.

Tratamientos contra los ronquidos

  • Dispositivos de CPAP (Presión Positiva Continua en las Vías Respiratorias): son dispositivos que introducen, a través de una máscara, aire a presión en las vías respiratorias, para que permanezcan abiertas durante el sueño. Evitan, por tanto, los ronquidos; y las molestias derivadas, como los despertares nocturnos. Se utiliza para los casos graves de apnea
  • Dispositivos de avance mandibular (DAM): son dispositivos intraorales que adelantan la mandíbula para desplazar la musculatura y abrir la vía aérea, lo que permite que entre mejor el aire hacia los pulmones. Existen de distintos tipos: blandos o rígidas, ajustables, a medida… Por ello, dependiendo de las características personales de cada paciente, el profesional recomendará el DAM adecuado a cada persona.
  • Cirugía: si ninguno de los métodos anteriores funciona, se recurre a la cirugía. Consiste en operar el paladar blando, las amígdalas, adenoides… según donde se encuentre la causa del bloqueo que produce el problema.

Si quieres dejar de roncar, prueba con los consejos que hemos explicado y, si el problema persiste, puedes contactar con una clínica capacitada en Medicina Dental del Sueño, como ODOS Dental.

Si te ha gustado, compártelo: