Cómo cuidar las encías y evitar la gingivitis

¿Te duelen o te sangran frecuentemente las encías? ¿Notas que están inflamadas o enrojecidas? Entonces, probablemente tengas Gingivitis. Es una enfermedad leve, pero que hay que tratar adecuadamente, para que no derive en otras afecciones, como una infección de la cavidad bucofaríngea, periodontitis e, incluso, pérdida de piezas dentales. Por ello, te explicamos cómo cuidar las encías para prevenir la gingivitis, tratamiento y tipos.

La gingivitis consiste en la inflamación de las encías, causada por la placa dental. Es muy frecuente y su tratamiento es sencillo.

Tipos de Gingivitis

Gingivitis simple

Es el caso más común de gingivitis y se manifiesta con:

  • Encías rojas o inflamadas
  • Sangrado de encías cuando se cepillan los dientes 
  • Dolor o sensibilidad en las encías cuando se toman determinados alimentos
  • Mal aliento y/o mal sabor de boca.

No es necesario tener todos los síntomas, pues la gingivitis simple se manifiesta de muchas maneras.

Gingivitis tratamiento | ODOS Dental
Gingivitis hipertrófica

Esta gingivitis es producida por determinados fármacos, sobre todo los antiepilépticos y se manifiesta con encías muy inflamadas y rojas.

Gingivitis hipertrófica localizada o gravídica

Se debe a factores hormonales en las mujeres embarazadas y se manifiesta con inflamación localizada y sangrante. Suele cursar con dolor agudo.

Tratamiento de la gingivitis

El dentista siempre aconsejará el tratamiento a seguir.

En los casos más leves, quizá solo es necesario mejorar la higiene dental.

En las gingivitis más avanzadas, se suele recurrir a:

  • Un enjuague bucal con clorhexidina
  • Un tratamiento periodontal o curetaje: es decir, una limpieza dental más profunda, para eliminar el sarro y las bacterias acumuladas dentro de las encías

En los casos de periodontitis muy avanzadas, es necesario recurrir a la cirugía.

Encías inflamadas | ODOS Dental

Qué es la Periodontitis

Cuando la gingivitis avanza y no se trata, se convierte en Periodontitis. Esta enfermedad produce una infección de las encías, que daña el tejido blando y puede evolucionar con la pérdida del hueso que sostiene los dientes y de la encía que los recubre.

Síntomas de la periodontitis:

    • Retracción de las encías
    • Infecciones que pueden generar mucho dolor
    • En casos graves, cuando la pérdida del hueso está muy avanzada, los dientes se mueven y, finalmente, se caen
      .

Hábitos para evitar la gingivitis

Para evitar la gingivitis o, si ya la padeces, pero de forma leve, hay una serie de hábitos sencillos que se deben realizar:

    • Cepillarse los dientes al menos por la mañana y por la noche. Lo ideal es después de cada comida
    • Utilizar el hilo dental al menos dos veces al día. Incluso aunque sangren las encías por ello
    • Utilizar un enjuague bucal antibacteriano. No es necesario que indique que sirve contra la gingivitis, lo importante es acabar con las bacterias que causan la placa dental
    • Cambiar regularmente el cepillo de dientes y limpiarlo bien de vez en cuando
    • Acudir a una limpieza dental periódica. Puede que con una limpieza al año sea suficiente, pero en algunos casos es necesario acudir cada seis meses. Esto es así porque a veces el cepillado no es suficiente para eliminar la placa. En cualquier caso, el profesional siempre debe aconsejar la frecuencia necesaria a cada paciente
    • Dejarse aconsejar sobre la pasta dental y el enjuague adecuado, ya que no siempre las que dicen ser para el cuidado de las encías sirven para tratar un problema concreto. Es mejor que sea el profesional el que recomiende los productos adecuados para cada caso
    • Preguntar al dentista si es correcta la forma de cepillarte los dientes, de utilizar el hilo dental… o cualquier otra duda que tengas. El dentista es el profesional experto en salud bucodental y está ahí para ayudar, no debe dar vergüenza preguntarle
    • Vigilar la alimentación, ya que los déficits de vitaminas u otros nutrientes pueden empeorar la salud bucal
    • No fumar

Si se siguen estos sencillos hábitos bucodentales, los dientes y las encías estarán siempre sanos y se evitarán tanto la Gingivitis como la Periodontitis.

.

Si te ha gustado, compártelo: