Beneficios de someterse a una bichectomía facial

La bichectomía facial es uno de los procedimientos quirúrgicos más eficaces para cambiar el aspecto del rostro. En este artículo, repasamos los motivos para someterse a esta intervención y mostramos sus principales ventajas.

Antes de una bichectomía | ODOS Dental
ANTES
Después de una bichectomía | ODOS Dental
DESPUÉS

¿En qué consiste la bichectomía?

Las bolsas de Bichat son bolas de grasa encapsulada, que se encuentran en el interior de la boca. Están situadas bajo los pómulos y tienen una forma redondeada. Su presencia ensancha la cara, dándole un aspecto algo más redondeado. Su extirpación permite conseguir una cara mucho más fina y estilizada.

La bichectomía es apta para todo tipo de hombres y mujeres que quieran rejuvenecer su rostro.

El procedimiento es bastante sencillo y se lleva a cabo con anestesia local. Tras realizarse dos incisiones, una por mejilla, de 1,5 centímetros de profundidad, en el interior de la mucosa oral, se procede a la extirpación de las bolsas. El proceso dura un máximo de una hora y, tras el mismo, comienza la recuperación del paciente, que puede volver a su casa el mismo día.

Bolsa o bola de Bichat | ODOS Dental

Antes de someterse a una bichectomía es imprescindible contar con un diagnóstico previo por parte de un profesional, que decida sobre el tipo de intervención a realizar. Y es necesario consultar con un cirujano sobre la viabilidad de la operación. 

No se aconseja someterse a otros procedimientos estéticos mientras dure la recuperación de la bichectomía. Hay que esperar a que la piel se recupere antes de afrontar el cambio de otras zonas de la cara o la inyección de sustancias usadas en este tipo de tratamientos.Bolsa de Bichat.

Pasados unos días, en los que es normal observar una leve inflamación de la zona intervenida, el rostro adquiere progresivamente la forma deseada. Los resultados son permanentes y aportan un aspecto distinto a la cara de la persona intervenida.

Beneficios de la bichectomía facial

El efecto más importante de la bichectomía es el de subrayar los rasgos de la mandíbula y resaltar los pómulos.

En lo que respecta a las posibles dudas que puedan surgir, hemos de aclarar que:

  • Los pómulos o las mejillas no van a desplazarse hacia abajo -> Las bolsas no tienen una función de soporte, al ser solo grasa encapsulada. La musculatura del rostro seguirá ejerciendo su función de sostener la cara de forma normal. Lo que se extrae es la grasa que está bajo los músculos.
  • Las posibles inconveniencias estéticas que pudieran surgir son siempre adelantadas por el especialista. Es el cirujano el que se encarga de estudiar el rostro y confirmar cuál puede ser el resultado.
  • La infección del tejido interno solo se produce de no seguirse los consejos del especialista. El consumo de alcohol, estupefacientes o tabaco puede retrasar la recuperación.
  • Durante la operación se produce una manipulación del rostro, por lo que la anestesia local es importante para evitar al paciente diversas molestias.
  • El periodo de recuperación es inferior a una semana. Se suelen recetar analgésicos y el uso tópico de hielo para calmar las posibles molestias (en especial durante los tres primeros días). Tampoco es recomendable comer alimentos sólidos o realizar esfuerzos. La clínica debe ofrecer estas recomendaciones a cada paciente.

A partir de los 30 días, comenzarán a verse los primeros resultados. Y el rostro adquirirá su imagen definitiva a los seis meses. Durante este periodo, los músculos se adaptarán a su nueva forma y se producirá la retracción de la piel. Al ser un proceso progresivo, no quedarán excesos de piel y el aspecto del paciente hará pensar que ha llevado a cabo una dieta de adelgazamiento o que ha perdido peso.

La bichectomía es una alternativa que evita el cambio brusco en la cara. Además, no se incorpora ningún elemento externo al rostro, por lo que el organismo reacciona positivamente generando el colágeno necesario para que el rostro vaya combatiendo la inflamación y adaptándose a la remodelación efectuada.

La bichectomía facial es tan segura como eficaz e indolora. Sus resultados convencen a los pacientes y la convierte en una manera bastante fiable de adelgazar el rostro sin riesgos. Todo dependerá de las características de cada rostro, de la opinión del especialista y de las garantías que ofrezca la clínica. No obstante, lo habitual es conseguir un rostro mucho más atractivo en pocos meses.

Si te ha gustado, compártelo: