Apnea del sueño

Qué es el Síndrome de Apneas-Hipopneas del Sueño (SAHS)

La Apnea del sueño forma parte del Síndrome de Apneas-Hipopneas del Sueño (SAHS), que consiste en cierres parciales (hipopneas) o totales (apneas) de la vía aérea superior durante el sueño. Estos cierres originan un descenso de oxígeno en sangre y un sufrimiento cardiovascular, y finalizan con un microdespertar (del que el paciente no suele ser consciente) que consigue abrir la vía respiratoria y reestablecer el flujo de aire. Es una enfermedad muy prevalente en la población general. Vamos a ver, tanto para la hipopnea como para la apnea del sueño: tratamiento, diagnóstico, consecuencias, síntomas y causas.

apnea del sueño

Apnea significa «sin respiración» (a-pnea). Esta falta de respiración se produce por la obstrucción completa del flujo aéreo de la via aérea superior (VAS) a nivel faringeo. Técnicamente, para que se considere apnea, el aire tiene que dejar de circular hacia los pulmones durante 10 segundos o más.

Hay tres tipos de apneas: Obstructiva (AOS), Central (ACS) y Mixta.

Hipopnea significa «escasez de respiración» (hipo-pnea). Durante la hipopnea, se produce una obstrucción parcial del flujo aéreo de la vía aérea superior (VAS) a nivel faringeo.

Causas del SAHS

El origen del SASH es multifactorial, donde interaccionan factores anatómicos (anatomía de la vía aérea superior), funcionales (relajación de la musculatura de la orofaringe durante el sueño), factores genéticos y ambientales.

Síntomas del SAHS

El síntoma principal del SAHS es el ronquido, pero no todas las personas que roncan presentan SAHS.

Como el SAHS origina microdespertares que fragmentan la estructura del sueño, otros síntomas que presenta son síntomas diurnos: cefaleas matutinas, sensación de falta de descanso, irritabilidad, depresión, ansiedad, cambios de personalidad, dificultad para concentrarse, pérdida de memoria, disminución de la líbido y somnolencia ante situaciones inapropiadas (leyendo, viendo la TV, conduciendo…).

Consecuencias del SAHS

El SAHS no tratado es causa de patología cardiovascular (hipertensión arterial, diabetes, patología coronaria y de ICTUS cerebral), siendo causa de muerte prematura. Además, reduce la calidad de vida de los que lo sufren, al producir somnolencia, cefaleas e incluso depresión. También es causa de bajo rendimiento laboral, accidentes laborales y de tráfico.

Diagnóstico del SAHS

Para diagnosticar el SAHS, es necesario realizar un estudio de sueño (polisomnografía o poligrafía), y su posterior estudio por el especialista en medicina del sueño. Esto servirá para confirmar la presencia de apneas, la severidad del proceso y el tipo de tratamiento que debe instaurarse.

El cuestionario STOP-BANG es actualmente de gran ayuda como primer paso del diagnóstico. Recoge varias preguntas sobre los ronquidos, cansancio, talla del cuello… además de otras preguntas sobre la edad, índice de masa corporal, presión arterial, etc.

Tratamiento del SAHS

Todos los tratamientos para la roncopatía y la apnea del sueño se rigen por un objetivo común: incrementar el diámetro del calibre y reducir la resistencia de la vía aérea superior. Eso garantiza una mejora inmediata de la calidad de vida de los pacientes, al recuperar el patrón normal del sueño y reducir los riesgos para su salud que los sucesos apnéicos desencadenan.

El tratamiento del SAHS varía según los condicionantes específicos de cada paciente y la severidad del proceso que presente. Pueden darse tres casos:

  • Casos leves:
    Pueden mejorar con cambios posturales, disminución del índice de masa corporal y tratamiento de fisioterapia
  • Casos moderados:
    El tratamiento con dispositivos de adelantamiento mandibular (DAM) puede solucionar de forma adecuada el problema
  • Casos más graves:
    Es indispensable el uso de dispositivos de CPAP (Presión Positiva Continua en la Vía Aérea). Y, en algunos casos, la cirugía puede ser una opción valorable. Si por algún motivo, en estos casos graves, el paciente no consigue adaptarse a la terapia con respiradores de CPAP, también está indicado el uso de Dispositivos de Avance Madibular (DAM).

Los respiradores de presión positiva (CPAP) son dispositivos que van conectados a la corriente eléctrica y que introducen, a través de una máscara, aire a presión en la vía respiratoria. Así se consigue mantenerla abierta durante el sueño.

Tratamiento de la Apnea Obstructiva con CPAP | ODOS Dental
Tratamiento de la Apnea Obstructiva con CPAP

En ODOS Dental contamos con servicio de Medicina Dental del Sueño y somos socios de la Sociedad Española de Medicina Dental del Sueño (SEMDES).

Además, trabajamos con OrthoApnea, compañía especializada en el diseño y fabricación de dispositivos para el tratamiento del ronquido y del SAHS, y que cuenta con una dilatada experiencia en la investigación y el tratamiento de miles de pacientes en más de 45 países.

Por todo ello, si roncas o padeces microdespertares durante el sueño, puedes ponerte en contacto con nosotros. Estudiaremos en detalle tu caso y te recomendaremos el tratamiento óptimo que logrará mejorar tu salud y tu calidad de vida.

Además, podemos realizar Poligrafías a domicilio, para valorar mejor cada caso particular y su posible tratamiento. Si estás interesado en este servicio y quieres más información, haz clic aquí.

OrthoApnea

¿Quieres tratar una apnea del sueño?