Carillas de Porcelana

Las carillas o facetas de porcelana son el tratamiento estético por excelencia, permiten rehabilitar la estética en los casos  más complejos consiguiendo resultados excelentes.

Las carillas de porcelana son finas láminas de porcelana de 0,3 a 0,7 mm de espesor, adheridas a la superficie del diente trás la realización de una suave preparación de la superficie del esmalte.

La porcelana es un material con unas caractetísticas de translucidez, color y textura tan similares a las del diente que permiten la realización de tratamientos absolutamente miméticos, consiguiendo la máxima armonia de la sonrisa.

Las carillas de porcelana son altamente estables en el tiempo, ya que la porcelana no se modifica ni se tiñe con los alimentos, permaneciendo inmutable con el paso de los años y ofreciendo fantásticos resultados a largo plazo.

Una vez adheridas sobre el esmalte, la resistencia de las carillas es practicamente la misma que la del diente natural permitiendo llevar una vida normal y comer sin ninguna preocupación.

Estan indicadas en todos los casos en los que se busque la excelencia en la estética dental, corrigiendo alteraciones de la forma, color,  posición de los dientes o simplemente para mejorar el aspecto de la sonrisa.